jueves, 22 de septiembre de 2016

LA CHICA "RARA"

Antes de conocerla había que prepararse para ello, era un ser insólito que a ratos lucía impecable un atisbo de inocencia encantador, sin embargo, el resto del tiempo como el de toda la historia mundial giraba en torno a propósitos vacíos e ideas o transformaciones desoladoras.

Fingía orgasmos cuando el hombre le cansaba, fingía alegría cuando se sentía descolocada o fuera de su microclima, que era la tristeza, fingía ser consciente de sus actos cuando todos sus esfuerzos y empeños giraban en torno a alimentar su inconsciencia. Fingía como mecanismo de defensa porque estaba harta de que la llamaran “rara”, porque en las noches de luna llena paseaba sola por la playa, y en las noches estrelladas lloraba fugaz contemplando las luces lejanas de la ciudad hasta verlas borrosas o difuminadas, entonces, forzaba la vista jugando a distorsionarlas y así se distorsionaba ella, llorando porque era “rara” y manipulaba las horas con el auto-engaño, y la verdad con una peligrosa, arriesgada y cuidada puesta en escena.

Era tan “rara” que tenía un diario frío, negro y profundo:

“Cuando no pueden catalogarte o ponerte una etiqueta te llaman “rara”, eso no es malo ni tampoco negativo, te da un toque de distinción aunque a ratos te sientas profundamente triste, pero en el fondo es fantástica la sensación de estar siempre a un tris de cruzar el silencio, donde todo se vuelve frío, negro y profundo, siempre a un tris, y eso te da un toque de distinción”

sK

                                                      

10 comentarios:

  1. Al cruzar, dicen que encuentras todos los colores, esos que que el otoño nos insinúa, pero nadie vuelve para corroborarlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, de momento nos quedaremos con el otoño y su colorido ;)

      Besos.

      Eliminar
    2. Por lo menos hasta que alguien vuelva para corroborarlo o nosotros vayamos para comprobarlo :)

      Eliminar
  2. Viendo como son los normales, los raros me parecen seres magníficos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto daño hace el proceso de estandarización y homogeneización humana, hasta el concepto de lo considerado "normal" apesta. Lo diferente siempre tiene un punto de magnífico, estoy contigo Xavi :)

      Besos.

      Eliminar

  3. Me parece que esa chica, lo que se dice rara no es mucho ni se sale de la media, pero fingidora parece bastante o tal vez mucho, aunque tampoco sin salirse de la media.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí está la cuestión, en que el concepto de raro-a es siempre un error, en que eso de las medias estadísticas también lo es y en que fingir es un hecho o realidad más al uso que al desuso. La cuestión es que los prejuicios o juicios ajenos sobran, siempre sobran.

      Cogiste la idea, al vuelo! :)

      Eliminar
  4. A mí me hubiera gustado encontrarme con una chica en mis paseos nocturnos por la playa. Pero tampoco sabría qué decirle salvo hola. Así que mejor seguiré paseando, que el mar tiene el mejor de los perfumes ;-)

    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, el mar tiene el mejor de los aromas :)

      Besos.

      Eliminar