jueves, 1 de septiembre de 2016

DE TODAS ESTAS MIERDAS BAJO EL SAUCE

Un violento despertar bajo el sauce, y sin movimientos bruscos una sensación de derrota… Aunque siempre aguardando lo inesperado nunca cesa en mí el brillo lejano de una posibilidad latente. Y ahora no sé porqué, una respuesta enigmática, volátil, emocional e inestable, acude precipitada al compás desmedido que llenará este vacío aparentemente débil.

Quiero pensar en una transición del desorden al orden, quiero moderarme en esta hartura que me ata, quiero que mi corazón piense y mi mente sienta para vivir de espaldas a los demás, quiero considerar la naturaleza de estas fuerzas invasoras en mí y que esa consideración por ellas sea justa, aunque sé que en el fondo la deseo cruelmente reaccionaria… Del pesado equipaje que llevo, de mi temperamento y emociones al borde, del fuego interior envilecedor y vulgar que hedonista me lleva hacia mi dulce desastre, de mi ambigüedad y mi vida en suspensión, del coro siniestro de las voces de las diferentes conciencias de mis yoes divididos… De todo esto y de mis miedos, de mis dudas absurdas y de las revelaciones que nunca llegan, de los acontecimientos tumultuosos en mi vida, del poliamor desgastado y de los claroscuros de mi persona, de mi profundo sentido de la justicia y de mi injusta auto-exigencia…

Un violento despertar bajo el sauce, una reflexión interna convertida en caos ordenado, en bálsamo reparador y en opaco lugar de refugio… ¿Acaso la rabia contenida puede conducirte al éxito?...

Y en el fondo lo que ocurre es que de todas estas mierdas no me apetece hablar. Ni aunque estemos bajo el sauce.


sK

                                              

10 comentarios:

  1. Acogido por un sauce, se pueden hablar de muchas cosas, pero el resultado de la conversación igual no le gusta. El sauce es de natural sensible y le afectan en demasía los argumentos enfrentados y la desazón por la incontinencia personal.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustan sus sombras frescas y envolventes, dicen de estos árboles que su aspecto con ramas y hojas colgando hacia el suelo evocan tristeza y melancolía, han hecho de ellos una constante fuente de inspiración para la literatura universal. Mencionado por autores como Gustavo Adolfo Bécker en sus rimas, o Shakespeare en Otelo, el sauce llorón ha inspirado también un sinfín de cuentos, leyendas y poesías en todas las épocas.

      Besos Alfred :)

      Eliminar
  2. http://artigoo.com/sauce-lloron-simbologia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, un enlace muy completo, de ahí salió mi respuesta al comentario anterior de Afred y además me gustó mucho porque se confirma que la diversidad cultural es enriquecimiento, y en este caso, en cuanto a la simbología de este árbol, que particularmente me encanta.

      Gracias por pasarte, por leerme y por aportar.
      Un saludo! :)

      Eliminar
  3. Un árbol inspirador para acoplar a cualquier escrito, lo mismo vale para un poema, un cuento o historia, un sauce da mucho de si.

    Besos y un placer haber pasado por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosana, un placer tu visita.

      Besos.

      Eliminar
  4. Jajajjaja, el final genial... pareces yo... o yo me parezco a ti...

    Para celebrar tu regreso doble ración de manicomio en mi blog.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja... Parece que nadie es quién parece ;)

      Pues a tu blog que me voy!!!
      Besos.

      Eliminar

  5. A mi me resultaría muy desagradable pisar esas mierdas, incluso bajo el sauce.

    Por lo tanto igual toca tener cuidado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para optimista el que inventó eso de que pisar mierdas trae buena suerte ¿verdad? :) ... La cuestión es que yo no he hablado en ningún momento de esparcirlas, ni aunque estemos bajo el sauce...

      Saludos!

      Eliminar