jueves, 8 de septiembre de 2016

# 23

Desde esta isla en el fin del  mundo y cuando no tengo nada que decir, ni biografía que escribir porque mi vida no tiene historias que contar, desde este punto sin retorno, de destrucción inverosímil y en el que jamás hubiera podido imaginarme, ¿me pides que te cante algo?... ¿Es eso lo que me estás pidiendo?...

Yo te canto aunque mi voz está ahogada, te canto aunque este silencio oscuro, frío e insondable es más bello, yo te canto aunque esté profundamente triste…Y te canto porque así puedo salirme de mí misma.

El hecho de haberme convertido en una mujer escindida tiene sobrecogedoras ventajas, ¿no te parece?...

sK

                                                          

8 comentarios:

  1. Sufres, cantas, desapareces... parece el preludio de algo grande.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta lo que dices, hay que ser optimistas... Supongo...

      Besos ;)

      Eliminar
  2. Sigue cantando...pero no desafines.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja... Puedo asegurarte que pagarías una cantidad indecente por mi silencio, por no oírme cantar, mejor dicho, desafinar :)

      Besos Alfred!

      Eliminar

  3. Me parece; me parece que a estas alturas no estaría de más contar con la colaboración de alguien que te ayudara en la afinación; mientras llega puedes ir haciendo algún ensayo, por supuesto, si te apetece.

    Como cualquier grado de tristeza es "profundamente triste" canta hasta en la ducha que el torrente de agua acompaña de banda sonora.

    Por aquello de la (re)caída, ¡ojo con no resbalarse!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja...

      Lo hago, canto en la ducha, muy mal, pero canto :)

      Saludos!

      Eliminar
  4. Yo a veces canto, todos cantamos alguna vez aunque sea en silencio... Nunca dejes de cantar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Si, así por dentro, jajaja, y que no para la música en tu cabeza mientras alguien te cuenta algo que no interesa nada en absoluto!... Sí, en silencio.

      Un saludo Guillermo!

      Eliminar