sábado, 7 de mayo de 2016

IMAGINA QUE DEBES MERECERLA

Imagina por un instante que sólo la merecen aquellos que han hecho méritos para alcanzarla… Aquellos que han sido coherentes con sus pensamientos, actuando y procediendo conforme a ellos y  a su propio sentir… Aquellos que con sus acciones no han causado estragos emocionales ajenos… Aquellos que han sido generosos y han dado amor y regalado tolerancia o comprensión siempre… Aquellos que no han jugado al teatro de la vida siendo falsos, ruines y mentirosos, sino que han apostado por la claridad y la justicia existenciales… Aquellos que nunca han aparentado lo que no son y  han sido lo que aparentaban… Aquellos altruistas y solidarios que han dado sin esperar nada a cambio… Aquellos que han sido íntegros y han sabido priorizar dando la importancia real a las cosas, o por lo menos, lo han sabido hacer en su justa medida… Aquellos entregados a ayudar al prójimo sin olvidarse de su propio crecimiento como personas… Aquellos que han hecho honor a la especie deshonrada y han sido humanos antes que hombres o mujeres…

Imagina por un instante que es la recompensa, porque dar la talla cuesta, cansa y agota física y psicológicamente… Imagina que no dar la talla implica no tener esa gratificación, pues serías hedonista, individualista y egoísta, aspectos negativos que podrían llevarte al cansancio eterno, porque lo que tienes que imaginar es que en ese supuesto nunca perecerías, nunca te fallaría ni faltaría el latido, sin embargo su ritmo sería agónico porque vivir cansa, esto lo sabemos todos, en el fondo lo sabemos.

Imagina que los buenos merecen el descanso eterno y los malos su antagonista, el cansancio eterno…

¿Lo imaginas?...


sK

                                                              

16 comentarios:

  1. Y quién decide si la mereces?

    A ver si va estar comprado...

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Siempre está comprado! ... Jajajajaja...

    Imagina que eso fuese así, que de manera natural vendrían ambos, el descanso y el cansancio eternos, sólo imagina que el afán de inmortalidad del hombre de hoy no existiera y se le diese el valor real a la vida y el justo a la muerte...
    ¿No se podrán hacer hijos a la carta en breve?,¡no es tan descabellada mi idea!... Jajajaja...

    Besos Xavi :)

    ResponderEliminar
  3. puestos a imaginar, es perfectamente factible si creyeras que el descanso eterno existe. Pero si no crees en ello, que importa como acabe cada uno, borrado por el viento del olvido.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi dejar de respirar es descansar para siempre.Y desde luego que las creencias mueven o remueven mucho este tema de la muerte y la eternidad, cuando en el fondo al morir se acabó la historia.

      Besos Alfred.

      Eliminar
  4. Entiendo la idea y la respeto, pero mi idea de premio, de recompensa, es mas una cena con velas y una buena comilona. Jajjajaajaj. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo la idea y la respeto, porque además hablamos casi de lo mismo, una cena de estas características sólo se hace con alguien especial, así que suele ser una desconexión en toda regla de la rutina, lo que presupone un considerable descanso, y seguro que es factible que durante la velada acuda a tu mente esta fantástica idea: "¡Jo,yo quisiera poder eternizar este momento!"...
      De lo que podemos extraer que una cena con velas y buena comida, es como un descanso que quisiéramos eternizar...¡Bueno, más o menos, estamos hablando de lo mismo Víctor!
      Jajajajajaja

      Besos ;)

      Eliminar
  5. De por sí estar vivo ya es bastante cansado, ¿no? Esta lucha constante, que desgasta... De hecho, me da en la nariz que no nos hacemos viejos por el paso del tiempo, sino precisamente por las cicatrices de esa continua batalla cotidiana. Y también me da en la nariz que estar muerto no puede ser más cansado que estar vivo.

    Saludos, amiga, y buen lunes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me da en la nariz que lo que expones es tal cual lo expresas.

      Saludos, y buen lunes Alfredo.

      Eliminar
  6. Lo imagino, y lo vivo. Solo Dios sabe lo que me esfuerzo por llegar...y yo sé que muy pocas veces lo consigo. Pero supongo que el sentido es más la lucha que la victoria.

    Y en eso estamos, con la adarga al brazo...

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sé que son mis luchas las que me definen, las que dan sentido a mi existencia, y pienso que como bien dices, debemos valorar más las luchas que las victorias, pues muchas veces es ya la victoria el hecho de estar dispuestos para luchar, el tener esa fuerza.

      Ánimo pues, creo que todos estamos en ello de un modo u otro.

      Un saludo y gracias por tu visita :)

      Eliminar
  7. Nos merecemos un descanso eterno? Solo si en el batallar cotidiano hemos hecho las cosas medianamente bien para sentirnos satisfechos. Lo que se siembra se cosecha...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo pienso que de las siembras y las cosechas también se recogen frutos injustos Guillermo :)

      Un saludo.

      Eliminar


  8. Visto lo visto, me imagino que buscaré con ahínco alguna argucia para evitar caer tanto en el aburrimiento del reposo como en del molimiento, o mejor aún, me imagino que buscaré la eliminación de recuerdos para que no me perturben el equilibrio en una cualquiera de esas dos especie de jaula de locos convencional en la que aparentemente tendré que pasar la eternidad y todo ello me imagino que sin dejar de pensar en la posibilidad de ir a un frenopático privado, que haberlos haylos o, al menos, eso dicen, aunque lo verdaderamente importante es que siga habiendo acceso a este tu irreemplazable blog estemos donde estemos.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestras existencias son búsquedas, hastíos, reposos y movimientos, recuerdos, jaulas de locos, equilibrios y desequilibrios, y todo esto las convierte en auténticos frenopáticos individuales, no necesitamos buscar ninguno, nuestra existencia es ya una locura, como la de los demás, como este blog y como todo en general. Gracias por tu incondicionalidad se agradece cuando ya estas buscando tu propia camisa de fuerza a medida :)

      Saludos!

      Eliminar
  9. Desde luego es un pensamiento motivador saber que a los buenos les espera el descanso eterno. ¡Solo pensarlo me hace aparecer una sonrisa!

    De todas formas, espero que a los malos no les espere el cansancio eterno. Al fin y al cabo, todos tenemos nuestra parte mala.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Alejo, todos tenemos una parte negativa, pero puestos a imaginar y a poner grados de maldad...

      Un abrazo :)

      Eliminar