sábado, 21 de mayo de 2016

DIARIO PARA UN DESTIERRO: Del punto y seguido al punto final

Y en la quietud inmensa con la lejanía del mar mi ruido languidece, más no yo, que en este silencio soy capaz de ahondar allá donde nunca ahondo, soy capaz de llegar allí donde nunca me permito, soy capaz de ver donde rutinariamente sólo miro.

Y en esta quietud inmensa, empapa el silencio mi alma y las lágrimas que no me permito normalmente inundan ahora mis ojos, mis pensamientos escondidos asoman en un intento de recordarme quién soy yo realmente, y mi sentir distraído se concentra en mi latido mientras este silencio empapa empapando el ambiente.

Los círculos que dibujan las gaviotas en el cielo me recuerdan que es mi esencia circular y que no tengo escapatoria aunque sí salida… Y así salen todos, uno a uno, mis sueños secretos, por doquier, mis pensamientos más ocultos, sin querer y sin orden, todas y cada una de las historias que me han hecho la que soy, y que me han traído auto-engañada a este punto...Y es precisamente desde este silencio, cuando entiendo que es un punto y seguido aunque seguido venga el punto final.

(Del punto y aparte me cuesta demasiado hablar)


sK

                                                               

14 comentarios:

  1. Espero que tus lágrimas estén dentro de un paréntesis o entre dos guiones, y que en el próximo punto y aparte tus ojos sonrían.

    Besos.

    ResponderEliminar

  2. Mis diez puntos para unos cuantos menos y geniales parágrafos.

    ResponderEliminar
  3. El concepto esencia circular es lo que me llama la atención, ¿significa repetir pasos, errores? Buenos dias tenga usted amable escritora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a eso me refiero :)

      Buenas tardes tenga usted amable comentarista.

      Eliminar
  4. Dejemos el punto final para cuando toque, ves haciendo punto y seguido e incluso puedes permitirte algún punto y aparte.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vale!, dejémoslo Alfred.A ver qué podemos permitirnos.

      Besos ;)

      Eliminar
  5. Siempre imponen los puntos finales. Tienen mucho de dramático, de «la suerte está echada», «no hay vuelta atrás». Pero a veces son necesarios, a veces.
    Un abrazo muy grandote, Sofya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Isabel, a veces son necesarios, tal vez porque no puede ser de otro modo...

      Un abrazo enorme para ti.

      Eliminar
  6. El silencio, ciertamente, nos ayuda a ahondar en donde normalmente no lo hacemos, y a escuchar aquello que normalmente evitamos escuchar. Entendiendo el silencio, por supuesto, como el silencio absoluto de nuestra mente consciente.

    Saludos, y buen lunes y comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran medicina es el silencio, eso sí como bien dices, el silencio más absoluto :)

      Saludos, y buena semana Alfredo.

      Eliminar
  7. Muy inspirador. Se puede sentir esa quietud, el mar no muy lejano y las gaviotas en círculos... por el contenido y el ritmo que le has dado :)

    En todo caso, estas pausas, mejor considerarlas un alto en el camino, para mirarse... sin olvidar que somos movimiento.

    Más besos, Sofya :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)

      Eso es, somos movimiento, un movimiento que continuamente necesita ciertas pausas.

      Más besos, Andoni.

      Eliminar