sábado, 2 de abril de 2016

CARTA A MI ESPOSA INFIEL

Ha sido como el adiós a un mito… Y mientras, en mi memoria emocional oleajes del pasado que no se puede borrar y en las blancas crestas de sus olas un dolor irreparable… Has salido para encontrarte con él, yo ya no estoy, que poco cuesta estando no estar y extraviarse en un asteroide mental en el que la tristeza es un astro al que poder adorar con entrega y frenesí.

Mi esposa es infiel, fría y calculadora, cobarde y débil… Descubrir tu juego sucio me trae emociones desagradables entre las que oscila contundente la retirada absoluta de toda la confianza depositada en ti, porque no hablas con la verdad desnuda pues obviamente no sabes una palabra de todo esto, menos todavía, de sus implicaciones en una relación amorosa auténtica y genuina… Y de repente, la extraña magia de un atisbo de luz que me alivia al pensar que a él podrías también engañarle, y a cualquier otro, tal vez a todos con los que a lo largo de tu vida decidas estar de cualquier forma o modo… Sí, en un futuro no muy lejano podría ocurrir desviada como estás del pudor y del buen hacer, que está ya mal hecho.

Más fíjate mujer desleal, en el fondo sólo te deseo una cosa, que nunca te seas infiel a ti misma, eso jamás se lo podría desear a nadie que se precie ni tampoco a alguien a quién desprecie… Sería sin duda peor que desear la muerte.

(En la imagen Lilith, primera esposa infiel de Adán y primera de las cuatro mujeres del diablo)


sK

                                                              

18 comentarios:

  1. Buenos dias, ¡no se lo deseo ni a mi peor enemigo esto!Interesante dato el de la imagen, me voy a estudiarlo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fuera los estudios acerca de la infidelidad, o los debates sobre la monogamia fingida, a nivel de emociones supone una rotura total de los cimientos y como experiencia, debe ser de las más duras sin duda... Tú, como yo, sabrás de casos cercanos, siempre los hay y los habrá...

      Besos.

      Eliminar
  2. Interesante. Fiel a uno mismo, intentando no DAÑAR a nadie. El engaño al fin y al cabo es muy subjetivo.

    Un beso :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Sbm, tan subjetivo como el dolor que una sucia acción pueda provocar...

      Un beso :)

      Eliminar
    2. Habría que saber a qué se le llama una sucia acción, o quién se lo llama.

      Eliminar
    3. Obviamente yo hablo por mi y mis subjetividades o concepciones... Todo es subjetivo y la realidad aparente...

      Eliminar
  3. Todos tendríamos que ser de todos.
    Sería más divertido.
    La monogamia es muy aburrida.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es afán de poder, de tenerlo todo, claramente un chip capitalista y hedonista ...

      Besos :)

      Eliminar
  4. A estas alturas, la infidelidad me parece un trastorno absoluto a nivel emocional. Quizá es más limpio una serie de monogamias sucesivas, lo que de hecho ocurre en la práctica.
    Un beso, Sofya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate Isabel, yo pienso que a veces el auto-engaño juega un papel fundamental, en pleno siglo XXI hay muchas parejas que se mantienen careciendo de lo fundamental, el amor... Hay tantos motivos para estar con alguien y mantener una relación insatisfecha, tantos y tan aberrantes cuando el motivo fundamental se presupone ha de ser ese sentimiento, tantos y tan dispares, tan egoístas muchos de ellos... Es obvio que si vives engañado o auto-engañado y no eres fiel a tu sentir nunca podrás ser fiel a nadie.Yo pienso que si no quieres a alguien debes dejarlo y dedicarte a otros menesteres,¡será por opciones en este sentido!, pero no a la infidelidad, a no ser que ésta sea un pacto de pareja y esté permitida en ese espacio compartido, supuesto en el que ya no sería infidelidad. Desde luego para los que tenemos ideales en este ámbito de las emociones, la condición imprescindible para estar en pareja es el amor. En cualquier caso y aunque se dice que el lenguaje del amor es universal yo creo que su concepto e implicaciones no están muy claras para un gran número de personas, y no hablo de subjetividad en su interpretación, ni tampoco de que yo sea una especialista ;), hablo de no llegar ni tan siquiera a saber lo que es el amor: ¿Estás enamorado o enamorada, la quieres o le quieres, la amas o le amas?...Tal vez la respuesta no sea ninguna de las opciones.

      Un beso.

      Eliminar
  5. Cada cual vive la fidelidad a su manera ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y de igual modo la infidelidad ;)

      Besos Alfred.

      Eliminar

  6. Acabo de confirmar lo que siempre pensé; lo acabo de confirmar en esta carta: no profesar el amor considerado verdadero con tu parte contraria es ser infiel pero profesarlo es una renuncia noble.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo veo en la relación de pareja un espacio para compartir muchas cosas, y entre ellas ubicar lo que es la relación, negociar las expectativas y si van en el mismo camino se seguirá caminando juntos, de lo contrario, siempre se pueden buscar senderos nuevos.

      Saludos

      Eliminar
  7. A Lilith le gustaba el sexo y no así a Javah (Eva). Y a diocito no le gusta que Adam se vaya por otras hondonadas y castigo a Lilith con parar pariendo demonios. Al final, despues de seiscientos años Adam se la coge a Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosidades ... Gracias por pasarte y comentarlas.

      Saludos!

      Eliminar
  8. que dificl es cuando la mujer a la que tanto amabas te termina siendo infiel, no podria afronatr algo asi, pero a veces las cosas suceden coo uno no lo esperaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, sin embargo siempre nos queda el famoso "de todo se aprende en la vida", o el " no hay mal que cien años dure", por ejemplo :)

      Saludos.

      Eliminar