sábado, 9 de abril de 2016

# 19

Empiezas a sentirte ajeno a ti mismo, sientes que no eres tú, ni tan siquiera el reflejo de tu jodido ego… Todo lo visto y todo lo vivido pierden su sentido, las calles, los lugares visitados, las rutinas, los sueños, incluso tus pensamientos obsesivos a los que tanta importancia les dabas hasta ese preciso instante… Es ahí en ese punto de no retorno, donde irremediablemente se desintegran… Y es entonces cuándo lo entiendes todo, y digo todo porque es absolutamente todo… Entiendes lo incomprensible, lo intocable, lo imposible y lo impenetrable… Has tenido que dejar de ser tú para llegar a ese nivel de entendimiento en el que nadar en la nada es sin duda alguna hacerlo en la abundancia.

Has tenido que dejar de ser para dejar de estar después de pasar una indecente cantidad de tiempo pareciendo… Y en este proceso que hacen llamar existencia has dejado escapar tu vida en forma de pasatiempos como quién no quiere la cosa, o tal vez, como quién no la valora como merece o debiera.

Al final resulta que la futilidad se adueña con celeridad de ese algo tan valioso, injustamente menospreciado por la rutina de un latido monótono, que sin embargo, aunque no lo creas, es lo más grande, bonito y esencial que te han regalado y te van a regalar jamás…

Y la cuestión ¿sabes cuál es?...
Pues que nunca volverás a tener todo lo que creías tener, porque en el fondo no has sido dueño de nada.

sK

                                                  



18 comentarios:

  1. Real y duro como la vida misma, o mejor dicho, como la muerte misma. Escalofriante. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unas dosis de realidad y dureza siempre vienen bien ;)

      Saludos.

      Eliminar
  2. El mero hecho de llegar a estar reflexión ya supone que eres consciente de tus limitaciones, de que todo es relativo y de que eres un pasajero del tiempo. Eso ya es un plus para la vida.

    Muy bien enfocado. Un beso :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo pasa y todos somos pasajeros...¡Menos mal! :)

      Gracias Sbm, un beso.

      Eliminar
  3. Eres dueño de tus pensamientos y de tus silencios, todo lo demás forma parte de un magma ajeno a nuestra voluntad.
    Besos Sofya!

    ResponderEliminar
  4. Joder...
    Me encantas.
    Vas mucho más allá de lo que yo voy...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, te pones a pensar y al final llegas a ese punto en el que decides que, ¿porqué no podría ser algo así la muerte?, gracias Xavi.

      Besos.

      Eliminar

  5. Convencido estoy que he nacido para morir, pero, ¿sólo me queda la licencia que da la edad para disfrutar de la vida o sólo la licencia que da la vida para disfrutar de la edad?.

    En ello estoy ahora, ya veremos luego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un maridaje entre vida y edad suena muy bien de por sí.

      Saludos!

      Eliminar
  6. Así es. Hemos de despojarnos de todo para comprenderlo todo y, desde ahí, abocar a la nada. Somos un suspiro minúsculo en el universo.
    Desgarrado y lúcido, Sofya.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isabel, soy muy proclive al desgarro y a la lucidez.

      Un beso!

      Eliminar
  7. Somos parcialmente conscientes de lo que hemos tenido o queremos tener; nuestras vidas seguirán siendo una rutina...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de acuerdo Guillermo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. No somos dueños ni de nosotros mismos, pues la más de las veces no somos más que un trozo de papel zarandeado por el viento generado por nuestros más profundos e inconscientes deseos.

    Muy bueno, Sofya, me ha gustado muchísimo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es así Alfredo, ni de nosotros ni de nada, ni nadie somos dueños.
      Gracias por tus palabras.
      Saludos!

      Eliminar
  9. Qué bueno, Sofya :) Nadar en la nada... para acabar rematando: "en el fondo, no has sido dueño de nada"

    Muy hábil y profundo...

    Besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Andoni... Siempre me gusta creerme tus alagos... Ay...

      Besote :)

      Eliminar