sábado, 13 de febrero de 2016

# 17

Yo muero cada noche, aunque mi latido persista en su particular ritmo arrítmico…

Yo sé que no hay momentos sin "ahoras", ni "ahoras" reales con "antes", aunque en mi presente esté mi pasado…

Yo aprendo más y mejor del mal y de la tristeza que del bien y la felicidad, aunque prefiera las alegrías a las penas.

Yo muero en vida,

Yo sé desde mi ignorancia,

Yo aprendo desaprendiendo…

Intensa, tortuosa, y como dijo Frida Kahlo: “Intenté ahogar mis dolores, pero ellos aprendieron a nadar”.

sK

                                                                  


                                                         


12 comentarios:

  1. Desaprender, que facil suena y que chungo es en verdad. Condicionados vivimos y mas de uno moriremos. ¡Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desaprender puede significar dar el paso de tu vida, lo que nos condiciona no es siempre lo que realmente nos hace avanzar en nuestro camino...

      Abrazo Víctor! :)

      Eliminar
  2. Tú siempre vuelves.
    Los demás aún van...

    Yo te hago caso porque sabes.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo beneficiada que salgo en esas idas y vueltas de las que hablas ;)

      Besos Xavi.

      Eliminar
  3. Despierto en mis sueños cuando duermo
    siento alta pasión por no sentirte
    y al no tenerte me libera poseerte
    como manumiso del placer de vivirte
    que sólo por odiarte llegó a amarte.

    Dedicado al ayer futuro y hoy ya pasado)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita y por tu literatura.

      Saludos!

      Eliminar
  4. ¿No te has inspirado en mí para escribirlo?
    También yo, que prefiero las alegrías a las penas, aprendo en estas últimas y me desangro sin querer ni pretenderlo.
    Descarnado, ay.
    Un beso, Sofya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja... Me pillaste Isabel!

      Gracias por estar ahí.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Aprendemos de los sinsabores por qué esos nos marcan más, las alegrías las disfrutamos y no atendemos a cómo llegaron.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es...Y cómo somos! :)

      Besos Alfred.

      Eliminar
  6. Resucitas cada mañana también. Estoy de acuerdo con la idea expresas, esa de que para nacer hay que destruir un mundo. Aunque duela.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que tiene que doler...

      Un saludo.

      Eliminar