sábado, 16 de enero de 2016

DIARIO PARA UN DESTIERRO: La claridad subterránea

A ratos pienso en mi muerte, en cómo será… Son momentos de claridad subterránea, tardes de duelo que con una euforia lúgubre se abren hueco en esa noción mía de hostilidad permanente. Dejo de lado mi indumentaria de impostora que luzco garbosa y estilosa a diario dentro de mi rutina, y también me permito abandonar esa vehemencia que tanto me agota y aturde.

Practico el desapego de mi  mundo de la paranoia y la vigilancia del día a día, también mi imagen de autista talentosa. Extrañamente recupero mi sentido lineal con el suspiro de mi alma apasionada… Cuando a ratos pienso en mi muerte, en cómo será, es como la hora decisiva, pues implica dejar de progresar en lo absurdo, hacer desaparecer del tapete verde los naipes perdedores, no hay condenas morales, ni negras desgracias, ni calidades ambiguas… Son momentos de claridad subterránea, tardes de duelo en las que me convierto en cenizas y esparcida en medio de esta cosmópolis juego a despertar  a las macetas que duermen en las barandas…No hay versos de amor desesperado ni canciones tristes…Y a ratos huelo a jabón de coco… Esta particular muerte mía huele a jabón de coco.

¿El miedo nos mantiene activos? ...

sK 

                                                                              

12 comentarios:

  1. Mejor no pensar en la muerte. Cuando ella es, nosotros no somos y, cuando nosotros somos, ella no es.
    Un abrazo lleno de vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo que una persona muy mayor me lo dijo y quedé fascinada con la frase.Por mi trabajo he aprendido a no temerla y a hablar de ella o pensar en ella con naturalidad.Gracias por pasarte Isabel :)

      Abrazo enorme.

      Eliminar
  2. La mía la he imaginado muchas veces.
    No sé si habré acertado.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que el acierto es asumir que algún día llegará...Hay personas que se aferran a la vida desde su condición de mortales, que no quieren ni oir hablar de ella, y eso sí es algo que yo no podría imaginar, vivir siempre para no morir nunca.

      Besos Xavi!

      Eliminar
  3. Tras una vida a prueba de disgustos llega el túnel y a su final una luz o tal vez un resplandor para que se pueda presentar la AUTOevaluación que va a ser la que determine el futuro en ese hipotético más allá, la Paz de todas las paces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que nuestra condición de mortales es un factor intrigante de por sí, para bien o para mal, y veo que tú también has imaginado en cierto modo, como será tu muerte.

      Gracias por la visita. Saludos.

      Eliminar
  4. Interesantes interrogantes se plantean entee lineas. Un beso. Si hueles asi, morite en la ventana de mi cuarto asi perfumas la habitacion jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Michelle, lo único que matizo es que la olor a jabón de coco es la de mi particular muerte, o sea, la que yo imagino, con la real no puedo prometer nada, ni que sea en tu ventana, ni que huela a jabón de coco :)

      Un beso y gracias por la visita!

      Eliminar
  5. Progresar en lo absurdo... certera definición de la existencia. Siempre dando tanto que pensar. Texto con muchas aristas y mucho vértigo. Creo que, sin la muerte, la vida no tiene un sentido propio. Y el que le das tú es único, desde luego.

    Besote Sofya! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y qué progreso más tonto! :)

      Gracias por tus palabras y por pasarte Andoni.
      Besote!

      Eliminar
  6. ¿El miedo nos mantiene activos?

    Sin duda alguna, sí. Miedo y valentía van muy de la mano, en esa valentía de reconocernos a nosotros mismos nuestros miedos.

    Los que estamos cercanos al meridiano de la vida coqueteamos mucho con la idea de la muerte, digamis que nuestro "yo" saca cuentas de lo vivido y sobre todo del tiempo que nos queda, que por descontado es toda una incógnita, pues para terminar el viaje solo hay que estar vivo.

    Buena pregunta y buena reflexión a modo de prosa poética sobre la muerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte y por tu aportación Jonh, estamos de acuerdo en eso de los "coqueteos" con ella y sus balanceos.

      Un abrazo.

      Eliminar