viernes, 29 de enero de 2016

DESCONOCIDOS

No era de esa clase de personas, nunca había tenido ni tan siquiera curiosidad por las vidas ajenas, sin embargo, tampoco había subido jamás a casa de una vecina desconocida, y ahora mismo, mientras ella estaba en la cocina preparando algo para picar y sonaba Barry White, a la par que la chica le decía a viva voz: “¡Ponte cómodo por favor, salgo en diez minutos!”… Mientras todo esto acontecía, pudo ver sobre el escritorio, en un rincón abandonado del pequeño salón, un manuscrito garabateado que obviamente era de ella, de su puño y letra…

“Sería muy fácil, nadie interrumpiría el momento. Nadie lo descubriría, además tardarían en enterarse, en dar la señal de alarma, que sin duda sería inútil. En diferentes ocasiones lo he pensado, a continuación me pongo música alegre… Entonces bailo, mis lágrimas se dispersan, mi cabeza también, sonrío y desaparece esa funesta inquietud, aunque sin duda, sería muy fácil, entre tanta soledad hay cosas que son muy fáciles… Un día, en lugar de temas alegres y bailables, una música más taciturna o triste… Entonces lo hago… Limpio y fácil…Y así lo hago”

En silencio se sentó en el sofá. Ella salió en breve con una bandeja de aperitivos. La vecina desconocida le miró y con el ceño fruncido le preguntó:

-      ¿Ocurre algo?
-      No, pensaba que en la vida sólo hay “ahoras”...

Y entonces él, la quiso imaginar bailando.

sK

                                                      


12 comentarios:

  1. Tristeza bajo una capa de alegria, añegria cierta algunas veces, falsa muchas otras, un clásico de ayer y hoy.Inquietante manuscrito. Muy bueno Barry White.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente tenemos tantas capas como una cebolla... Y sí, muy bueno Barry White :)

      Un abrazo Víctor, gracias por tu visita.

      Eliminar
  2. Una falsa ilusión de tener una noche loca.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y una locura el trance del chico :)

      Un beso Alfred.

      Eliminar
  3. Somos tan vulnerables emocionalmente...
    Bailamos y lloramos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¿La no coincidencia de los tiempos y los momentos conduce a esas situaciones en que el final no es el esperado por nadie?

    Just Another Way To Say I Love You (Barry White)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que los destiempos también marcan destino...

      Un tema legendario y muy bonito el que mencionas.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Suele la música amansar fieras. Me ha gustado el final, imaginarla bailando da también al lector la posibilidad de tejer su propia historia con los personajes retomando la historia en el punto donde lo ha dejado el autor.

    Muy sugerente.

    Abrazo, Sofya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele, suele :)

      Gracias por pasarte y por tus palabras Jonh.
      Abrazo.

      Eliminar
  6. De seguro la imaginó bailando y algo más.
    Buen relato.

    Saludos ;-9

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca lo sabremos... Es la imaginación del lector el posible pensamiento del protagonista :)

      Saludos.

      Eliminar