sábado, 7 de noviembre de 2015

# 14

Ilumíname como un rayo de sol con el toque de la muerte, reordéname hosco y feroz, no temas porque estoy preparado.

El suicidio no soluciona algo que es pasajero, sin embargo hay infiernos tan difíciles de atravesar que no tienen fin, ni en el tiempo ni para nuestras mentes.

Y no está bien juzgar al suicida por ello, ni intentar vivir en días de nadie, ¡valiente y descabellada osadía!, tampoco etiquetarlo con enfermedades mentales, vivimos en una sociedad enferma y todos actuamos de manera patológica, hay tantos patrones de actuaciones humanas malsanas en la generalidad y en la denominada “normalidad”, que no acabaríamos en mucho tiempo si nos planteásemos ahora mismo empezar a enumerarlos… Hay miles, millones de ellos…Nuestro llamado Planeta Tierra es un territorio endémico en su totalidad de un modo u otro, pero sobre todo, por las enfermizas acciones de sus habitantes de la especie denominada humana.

Séneca habló del derecho a elegir la propia muerte y Calderón de la Barca decía que la vida es sueño… Y yo me pregunto, ¿Por qué no soñar con la muerte, cuando es la propia vida la que nos lleva al caos, y la propia cultura que debería equilibrarnos, nos desestabiliza aún más?

Sólo respeto, sólo eso… Y el que decida elegir inyectar en su vena yugular cemento para provocarse una embolia letal, es libre y lo mismo, lo será aún más… Que nadie se lleve a engaño, el hombre tiende a la supervivencia del mismo modo que a su autodestrucción.

(A veces surgen charlas o discusiones en grupo que me remueven mucho, no me gusta que hablen de los suicidas como de enajenados mentales o cobardes, es tan simple como que hay personas que no pueden vivir en este jodido sinsentido que es la vida. Y no es una loa al suicidio, es una loa al respeto hacia la diferencia de criterios, de ideas, de juicios, de visiones de la vida y por supuesto de la muerte, pero sobre todo hablo del respeto a la libertad de elección, pues en el fondo nuestra vida es nuestra, y los que se quedan ya tienen las suyas propias, y si no es así, que se busquen una y que por supuesto, hagan con ella lo que quieran o lo que necesiten hacer, tal y como hacen aquellos que deciden elegir su propia muerte)

sK

                                                          



16 comentarios:

  1. Difícil planteamiento el tuyo, debemos respetar el derecho a la libre elección, ante un acto que no tiene vuelta atrás, cuando tengamos conocimiento de una decisión de estas características? Creo que no, que debemos inmiscuirnos para intentar evitarlo. Pero es una opinión personal, tan respetable como la tuya.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que cuando alguien quiere desaparecer no suele dar tiempo a que nadie se inmiscuya en su propósito, obvio es que hay personas con antecedentes de intentos fallidos y cierto es que tienen a sus familias junto con especialistas de la salud mental pendientes, intentando ayudarles a que no consumen...Y todo se hace por el bien de la persona, ¿pero cuál es el bien ajeno?, yo no me siento capacitada para juzgarlo, incluso en ocasiones no somos capaces de administrar el propio...Y cuando alguien consuma demasiadas voces surgen para juzgar su acción, cuando se hace en soledad, malo, y cuando eres un Lubitz cualquiera ¿qué?...Mejor que se hubiera estrellado solo, que hubiera elegido su propia muerte pero no la del resto del pasaje ¿verdad? su concepto del bien distaba mucho de lo que pensaba la mayoría...
      Como bien dices, cada uno tiene su propia opinión. Gracias por pasarte y participar del espinoso debate.

      Un beso y buen fin de semana Alfred :)

      Eliminar
  2. Los suicidas merecen todo mi respeto.
    Hay que ser muy valiente para matarse.

    Y los demás que callen.
    No han de opinar sobre lo que cada uno decida hacer con su vida.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que gracias a ellos podemos recordar la importancia de nuestra individualidad, para bien o para mal, en un mundo en el que todo se decide, todo se hace, se juzga y se guía por mayorías, generalidades o colectividades.

      Besos Xavi.

      Eliminar
  3. I
    La vida es un continuo suicidio con resultado de muerte, que no se me culpe de terminarla ni se me anime a vivirla.

    II
    A la vida se le pone edad y a la muerte fecha.

    III
    Morir por haber nacido.

    IV
    Vivir y dejar morir; morir para dejar vivir.

    V
    ¡Qué bello es vivir!

    ResponderEliminar
  4. Asunto complicado.
    Sí, se tratade la individualidad, y el suicida sufre y por esto quiere irse de este mundo donde se supone que sólo hay sitio para los demás.

    Quizás aceptar esto siggnifique el fin de la solidaridad y pensar que es mejor que cada uno apechugue con su propio dolor y desgraciàs.

    Que cada uno viva du vida e individualidad y si el semrjsnte sufre que se aguante , y si se suicida mejor. Un problema menos.

    Nadie que es feliz se quiere suicidar , así que eso,pues que se pudra y se muera...

    La culpa serà suya ,no del mundo.
    ¿así de individuales somos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy complicado, como bien dices...

      Yo creo que hay mucha infelicidad en el mundo y en los individuos. La solidaridad es un bien común y necesario, pero no siempre se solicita ni se desea que se preste, hay personas que no la quieren y sus motivos hay que respetarlos, hay personas que necesitan actuar conforme a su propio sentir, es así...Si la sociedad opina que se quita un problema de encima con los suicidios, pienso que no deberíamos creer en nuestra especie, ni aceptar tampoco sus ofertas solidarias...Y es que en el fondo, la felicidad es subjetiva y aunque el pensamiento mayoritario se considere "el que debe de ser", muchas veces apesta, muchas veces es algo putrefacto que hace morir al individuo por condenar su subjetividad diciéndole que la vida es bella cuando para él puede ser todo lo contrario...Hay tantos muertos en vida por el efecto de la masa...Pienso también que la culpabilidad es subjetiva, que tú puedes sentirla por este motivo pero que yo no, porque para mi el suicidio también puede ser una opción o elección de vida, aunque obvio es que hay muchos más supuestos, y cada caso es un mundo, un mundo individual.

      Muchas gracias por comentar Amapola, has tocado aspectos realmente importantes en el tema, hay que hablar y debatir temas tan peliagudos como este, hay que dejar de ver la muerte como un tema tabú, es la vida misma.

      Un saludo!

      Eliminar
  5. Tema complicado, en general estoy de acuerdo contigo pero hay excepciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre las hay...Cada caso es un mundo, como le comentaba a Amapola, y desde luego, es complicado el tema y muy delicado.

      Un saludo Rubén.

      Eliminar
  6. Respeto la libre elección para seguir viviendo o morir. Pero considero que sería egoísta el acto de suicidarse a sabiendas del dolor que causamos a nuestros allegados, en todo caso tu siempre tienes la elección.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La naturaleza humana es egoísta, en mayor o menor medida, de un modo u otro....

      Un saludo Guillermo.

      Eliminar
  7. A mi parecer no hay tanta complejidad. Que una persona escoja vivir o morir... es algo personal e intrasferible... y siempre respetable. A cada uno nos toca, en primera persona, decidir si queremos seguir viviendo o morir (estar muertos aunque vivamos, suicidarnos, sentir/vivir la vida con todos sus matices, aprender, evolucionar,....). Lo complicado es para los que estamos al lado o fuera, pues solamente nos queda la difícil tarea de estar presente en cada día de las personas que amamos para acompañarlos en su viaje diario o/y dar apoyo (si podemos o nos dejan) a los que conocemos o no conocemos, y la enorme dificultad de asumir la situación sin culpa, una vez acontecido el suicidio y el dolor inevitable de perder a un ser querido.
    Lo que si me repugna es que tu suicidio sea mi muerte (accidentes, terroristas,...) porque tú no tienes derecho ninguno a decidir por mi vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como me gusta verte por aquí :)

      Besos Lalia!

      Eliminar