miércoles, 23 de septiembre de 2015

ME PESA

Me pesa el corazón y mis hemisferios cerebrales porque hoy son como piedras, adoquines duros, fríos y recios…Me pesan tanto hoy…Me pesa que el amor sea una caja llena de cartas y soledad, que sea una aventura en la que te tienes que sentir solo para finalmente acabar del mismo modo…Me pesa que las lágrimas caigan sin pedir permiso inundando de pesadas tristezas mi alma…Me pesa que la playa esté vacía porque el otoño se ha adueñado de todo, y es con la belleza de la caída de la hoja, cuando puedo ver una  a una todas mis caídas.

Me pesa que las cosas no sean como pensaba, que la gente no sea como esperaba, en resumidas cuentas, me pesa haber caído en la trampa maquiavélica de generarme expectativas a cada paso y a cada minuto.

Me pesan los efímeros momentos de alegría porque son flashes que me recuerdan que estoy inmunizada ante tanto pesar, y es por ello que me los permito.

Me pesa que ahora mismo estoy viendo un avión sobrevolando el mar y sólo puedo pensar:” Imagina que cuentas hasta tres y cae”…

Me pesan los sueños porque van contra mí, contra mis emociones y mi sentir ya que en ellos tengo fe en las cosas y en la gente… Soñar es una deyección y por eso acaba pesando...

¡Otro avión!...Un…Dos…Tres…………… ¡Cayó!

¿112?... ¡Por favor, acabo de derribar un avión con mi mente, es urgente ha caído al mar…Yo me acerco enseguida, soy la responsable, estaba escribiendo frente al ventanal aquí en mi casa, y le juro que no podía imaginar que esta idea catastrófica que se ha cruzado por mi cabeza se convirtiera en catástrofe real, le juro que nunca se cumple lo que pienso!...¡Lo juro!....

Y lo peor, me pesa tanto el sentimiento de culpa.

Creo que hoy sería un buen día para…Para…Mejor no pienso más acerca de tantos pesares.

sK


                                                              




16 comentarios:

  1. Uf… El texto es elegíaco, tremendamente lírico y consigues que a mí también me pesen muchas cosas.
    Tienes algunas imágenes preciosas, como esta, por ejemplo: «Me pesa que el amor sea una caja llena de cartas y soledad».
    Eso sí, por mucho que todo te pese, no derribes aviones, jeje.
    Un abrazo consolador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja....

      Gracias por tus palabras Isabel.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  2. Ya pasó, ya pasó...
    Seguro que ahora estás más animada.
    Eso espero.

    1, 2, y 3, besazo para ti.

    ResponderEliminar
  3. El sentimiento de culpa es la raiz de muchas preocupaciones y muchas delegaciones de responsabilidad.

    Supongo que hasta que uno no aprende a responsabilizarse de su propia vida, a dejar de pensar tanto en lo de fuera y más en lo de dentro y en definitiva a tomar las riendas no vive y sólo carga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que supones bien...Muy bien...

      Un abrazo Óscar :)

      Eliminar
  4. "...el amor que pasa, la vida que pesa, la muerte que pisa" (Galeano). Profunda y conmovedora siempre, Sofya.

    Besote! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonita cita de Galeano...

      Gracias Andoni.
      Besote! :)

      Eliminar
  5. Pero no pasa nada porque en días buenos resucitarás a los muertos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te echaba de menos, me gusta que me sobrestimes ;)

      Un abrazo Drywater!

      Eliminar
  6. Hola Sofya, siempre me cruzo con vos en el blog de Toro Salvaje y hoy que dispongo de un ratito, vengo a curiosear por tu espacio.
    Me gustó la descarga de tanto peso, es bueno cada tanto sacarse una piedra que nos contractura y seguir con paso más ligero.
    Besos desde el otro lado del charco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte y curiosear mi espacio Mirella.

      Besos desde España.

      Eliminar
  7. Quizás, en algún momento, algún pesar funcione como resoste par una sonrisa.
    Por lo pornto te mando una de las mías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte anuar...

      Ahí va otra, de las mías :)

      Eliminar
  8. La balanza de la ciega justicia no hace justicia y no es difícil equilibrar el fiel si se intenta.

    Es un decir que a pesar de los pesares, del dicho al hecho, del sentimiento al arrepentimiento hay un trecho tan amplio como te imaginas y en ese transcurso estás tú y tus momentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es difícil equilibrar y siempre tenemos momentos...
      Gracias por pasarte.

      Saludos!

      Eliminar