viernes, 18 de septiembre de 2015

CAÓTICA

Del caos, del desorden y la confusión, de lo absurdo y demencial, de lo anárquico y lo incoherente, del enredo y lo farragoso…Caótica por el caos ilimitado del que un día hablamos cuando nos creímos invencibles, cuando nos sorprendió nuestra particular entropía y no hubo medida en el desorden de nuestro sistema…Caótica por la incertidumbre de los símbolos transmitidos, por el dolor indisociable e indivisible, por los mensajes emitidos, por lo literal y lo figurado, por lo oral narrado o enjuiciado, por los códigos de comunicación tan complicados…Caótica en mi materia, en mi sustancia y mis moléculas, en mi energía y en mis fórmulas, en el líquido y los fluidos de todo mi ser...Caótica en mi particular proceso hacia la destrucción masiva, por ser cómplice de un desorden inherente a la par que presa de endémicas dosis de pesimismo, hostilidad y dualidades consecuentes…Caótica con mis huellas en la arena de un desierto infame, ofuscada además, con la inútil tarea de rodearme de calidad, hallándome como me hallo en la vulgaridad y la  mediocridad de un mundo en vano.

Caótica por la descompensación entre mi caos y mi equilibrio, por asumir lo inasumible, por inmortalizar lo mortal, por manejarme con destreza sobrada en el arte de los sucedáneos y por limitarme a soñar con lo auténtico y lo original.

Caótica, desproporcionada, desnivelada, trastornada, demente, loca, chiflada, enajenada, trastocada, perturbada y chalada por el caos del disparate y el desvarío, por la barbaridad y el desatino.

Caótica del caos, con c de casa o con k de kilo, por naturaleza y por mi particular e íntimo desafío.

sK

                                                                             

16 comentarios:

  1. ¿Y quién no es caótico en muchas, muchísimas, ocasiones?
    Somos duales: luz y sombra, orden y caos… Cada situación, pensamiento o emoción lleva su envés.
    Me gustan las personas «caóticas, desproporcionadas, desniveladas, trastornadas, dementes, locas, chifladas, enajenadas, trastocadas, perturbadas y chaladas…».
    Un abrazo bien grande, Sofya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces salvados por la campana, en ocasiones por nuestro particular caos...Gracias por visitarme Isabel.

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  2. Lo caótico posee la belleza innata de defender su identidad.

    Un abraz✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y nuestra identidad está muy cerca de nuestra esencia.

      Un abrazo Athenea.

      Eliminar
  3. Brutal en general y en particual:
    "Caótica con mis huellas en la arena de un desierto infame"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita Rubén, ¡y por tus palabras!

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Me encantas.
    De verdad.
    No dejes nunca de ser así.
    La gente ordenada, metódica y planificadora es muy aburrida y terriblemente predecible.

    Besos locos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que mostramos es una realidad aparente, creo que como dijo Antoine de Saint-Exupéry en su obra "El Principito", lo importante no se ve a primera vista y en muchos de nosotros el caos va por dentro y por eso los demás no lo pueden ver.
      Gracias Xavi.

      Besos caóticos??? :)

      Eliminar
  5. Bienvenida a nuestro querido caos existencial.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien hallada, sin lugar a dudas...

      Un beso Alfred!

      Eliminar
  6. Menudo desmadre, menuda balumba, parece (me lo parece a mi) como si esa claridad en tu exposición fuese coherente con el supuesto caos que has expuesto; es como buscarse en la vorágine de un laberinto ocupado por multitudes similares a ordas hablando cual en la Torre de Babel mientras nosotros dos hablamos en un interminable y frenético cuerpo a cuerpo similar a un fárrago de supuestos placeres inconexos.

    Caterva de momentos nunca vividos y tal vez tampoco soñados, al fin y al cabo, la vida surgió de un caos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bueno!, pues muchas gracias por pasarte y hablarnos de tu particular caos, demostrado queda así el hecho de que todos tenemos uno.

      Un saludo!

      Eliminar
  7. andamos en lo mismo
    caminando un camino parecido
    yo ya no le pongo nombre
    es montañas a veces
    a veces rios
    un abrazo INMENSO querida

    ResponderEliminar