domingo, 13 de septiembre de 2015

# 12

Desde allí se podía ver perfectamente todo el entramado de calles con sus farolas antiguas iluminándolas...Un paisaje lacustre maravilloso y el remoto influjo de la luna oteando.

El patio central ofrecía el frescor nocturno a través de sus hiedras y rosales trepadores, cuyas rosas por el día eran como  pequeños pomos rojos sobre la piedra del muro…El valle sagrado le llamaba él…Era tan sencillo sintonizar con mi intuición, tan fácil…Inviable poder ver conspiraciones en cada esquina de esas tortuosas y hermosas callejuelas, inimaginable que cualquier poso de romanticismo me horrorizase allí…Era imposible también ver en este escenario el de una masacre, incluso creyendo que todos somos capaces de cometer un delito…Nadie en su sano juicio, podría imaginar sangre corriendo por esas calles…

La vivencia de ese fin de semana, me obsequió con el regalo maravilloso de ese tipo de sensaciones que a veces tenemos la suerte de no olvidar mientras vivimos.

Fue una huída, una escapada secreta hospedada en la casa de alguien huido y secreto, al que le prometí discreción absoluta y por lo cual no hay imagen para esta entrada… Además, no habría ilustración que hiciera justicia a todo aquello que vi, mucho menos, a lo que pude sentir… Nada parecido, nada similar…El valle sagrado para él y secreto mientras yo viva, para mí.

sK

10 comentarios:

  1. Sigo inquieto con la lectura, quizá una imagen que me hubiera dado una pista... para descifrar el secreto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que Sócrates dijo algo así como que:"El mayor de todos los misterios es el hombre"

      Un abrazo Sergio! :)

      Eliminar
  2. Los espacios abiertos cuando avizora la luna no tienen nada de secreto a no ser que la luna guarde en la cara oculta lo que ve su cara visible. Así pues, trataré de hackear sus archivos ocultos para disfrutar del visionado de esas vivencias de finde a las cuales aplicaré mi mas estricto nivel de confidencialidad; discreción absoluta para esa escapada a ese valle sagrado y de todo lo que en él pudiste sentir. Estoy hecho una top-class housewife.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradece la confidencialidad del hacker, y también la limitación de su campo de acción o conocimiento, ya que podrá acceder a mis archivos informáticos pero nunca a lo que mi mente archiva.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Muy buena descripción inicial y, luego, el misterio de lo inefable.
    Un placer, Sofya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel...

      Un placer, tu visita (como siempre).

      Eliminar
  4. Parece que hayas estado en Shangri-la.

    :P

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. James Hilton y su paraíso perdido...

      Besos ;)

      Eliminar
  5. La magia existe. Al igual que las personas mágicas y los lugares mágicos. Y cuando se juntan ambas cosas, surgen los textos mágicos.

    ¡Un abrazo Sofya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La magia existe... De un modo u otro, tarde o temprano, siempre apareces....Bien!! :)

      Un abrazo Alejo!

      Eliminar