domingo, 23 de agosto de 2015

EL ARTE DE PERDER

“Te acostumbras a no estar enamorado, a no ser feliz con el mundo…Te acostumbras a hacer las cosas para escapar…Te acostumbras al extraño y común mecanismo de añorar lo que dejas atrás y soñar con lo que está por venir, algo que además te convierte en idiota y predecible…Te acostumbras a los problemas de tu sociedad porque sabes que si huyes a otra nueva te adentrarás en otros y novedosos conflictos…Te acostumbras al remordimiento que ahoga y a los fantasmas que te visitan…Te acostumbras a una serie ilimitada e infinita de malos asuntos amorosos…Te acostumbras a que cuando las cosas van mal no tienes ningún sitio adonde ir…Te acostumbras a no dejar de querer a alguien nunca y a no recordar en qué punto dejaste de quererte a ti mismo…Te acostumbras a desandar todo lo andado…Te acostumbras a estar perdido y confuso permanentemente…Te acostumbras a que el amor venga muy raras veces…Te acostumbras a tener el corazón frío y entristecido y pese a todo no puedes acostumbrarte a la sensación de que algo se desploma bajo tus pies de manera constante y tenebrosa…”

Carlos miró a su sobrino de casi treinta años y al que acababa de conocer y sonriéndole añadió algo más:

“Te digo todo esto porque dominar el arte de perder requiere mucha disciplina y además también quiero que tengas presente que se puede condenar la guerra, pero honrar al guerrero, y esta que te cuento es mi guerra, aunque pueda parecer un simple rollo mierdoso….Sólo espero que tras el día tan bochornoso que he tenido hoy venga una tormenta enorme alentada por el viento”

sK


                                                                          

lunes, 17 de agosto de 2015

# 11

Una mirada callada ante una ruina basta para comprender que somos cortos de vista frente a una cronología específica.

Igual que nosotros en ocasiones sólo queremos que alguien advierta nuestra presencia, yo creo que a veces las ruinas quieren eso, que las veamos, que nos sentemos frente a ellas… Que las miremos con detenimiento, como en la anatomía de un flechazo...

Y en la mirada callada un dolor callado…Desligarse de ciertas vivencias y bailar…Bailar por dentro...

Ante ella una procesión de preguntas definitivas y la charla interior trascendente, después sin saber cómo ni porqué sentirse solo hasta llegar a las lágrimas…Y tras largo tiempo de contemplación, con el anaranjado atardecer un deja vu tardío...

Igual que nosotros en ocasiones  sólo queremos que nos dejen solos y en paz, yo creo que a veces las ruinas también quieren eso, que las dejemos tranquilas con su serena paz antigua, para quedarse en ese abandono de fría piedra...Como en la anatomía de un descanso eterno...

sK


                                                                               

viernes, 7 de agosto de 2015

COSAS INCOMPRENSIBLES Y EXCITANTES

Cuando te enamoras estás indefenso… En realidad el amor no es tan fantástico, no entiendo porqué se le da tanta importancia. Si embotello este secreto a voces que te estoy contando ganaríamos una fortuna. Todo el mundo lo sabe, pero reconocerlo haría más desgraciada nuestra mortalidad…Y ocurre que de tanto fingir que es fantástico, se lo acaban creyendo, creen incluso que pueden engañar a los demás, pero lo cierto es que estamos hablando de auto-engaño, algo más grave todavía, a la par que extendido…Si compraran las botellas con mi secreto a voces, serían capaces de no auto-engañarse ni pretender engañar al prójimo…

¡Qué afán de exhibir la ignorancia, qué anhelo porque se queden las cosas que se van!...El amor y su belleza fatal que dibuja sonrisas complacidas y bobas, que hace abrir y cerrar el grifo de las lágrimas, que hace pensar que todo vale, como ocurre en el teatro…Es un monstruo maravilloso y soberbio que convierte el mundo real en fantasía y el teatro en realidad, que al final te puede hacer sentir que no existes o que eres de segunda mano. Pero cuando actúas en el teatro, esa es tu única realidad, debe ser así”

Había gente a la que le repugnaba su transparencia, sin embargo tenía talento y magnetismo. Con ella podría haber cruzado el canal a nado porque en su vida mantenía el ritmo sin precipitarse y eso era algo que me excitaba muchísimo…Había días en los que me dejaba que la acariciara, días en los que estaba mejor y no lloraba, porque le gustaba llorar en soledad, con ella era como estar en un limbo esperando a que sucedieran cosas, y ocurrían cosas, muchas, incomprensibles y excitantes…Le gustaban tanto los misterios que se convirtió en uno de ellos y aunque nunca pude decirle que la amaba para no perderla probablemente en una fría noche de año nuevo, ella sabía que su sola petición era rendición para mi corazón y para mi alma:

-      Házmelo con ternura, con fuerza y pasión…

Hoy hace cinco años de su muerte y sigo guardando un lugar en la mesa…Yo sé porqué lo hago…Lo hago porque nunca se sabe…Era difícil de entender con la mente, más aún con los sentimientos, sin embargo su gran defecto era haber nacido mortal.

sK


                                                          


lunes, 3 de agosto de 2015

# 10

Necesito tiempo para acometer mis desafíos, esa jodida montaña inaccesible ante mí, ese muro de problemas, necesito saber de qué lado está la mentira.

No quiero hacer las cosas como las hace todo el mundo, porque quieren que les quieran, no, eso no va conmigo, así que no me digas que me amas porque las ideas perfectas no existen y por ello podría abortarla con un solo chasquido de mis dedos.
 
Quiero aislarme hoy y ya hablaremos mañana, o pasado, o dentro de un mes, tal vez en un año, porque nuestra historia está entre una parábola zen y una balada triste y créeme, no es nada llevadero… ¡Es tan fácil!, yo no quiero sólo que te folles a mi mente, también quiero que me hagas el amor sin amarme, sería una combinación perfecta, una contradicción casi prodigiosa, aunque te sientas como algo desechable, aunque me consideres una mujer banal y vacía…Follarte a mi mente y hacerme el amor sin amarme…Después ya hablaremos de tus sueños y así aumentaremos aún más nuestra capacidad para convertirnos en impostores, sí, estoy hablando de esa casa flotante que tanto anhelas, donde por cierto y sin amarme, ¿tú crees que podrías intentar hacerme el amor sin dejar de copular con mi mente?...

Quiero aislarme hoy y ya hablaremos...Además, no puedo decirte "lo siento".

sK              


                                                           





sábado, 1 de agosto de 2015

EL TÚNEL

Era mucho superar  la pasión amorosa que sentía por ella y que le consumía noche tras noche mientras dormía junto a su esposa. Soñaba con la casi irreal historia de Dalí y Gala, el famoso castillo que el excéntrico pintor regaló a su amada y al que ella sólo podía ir cuando él la invitaba por escrito y en francés.

Sentía una tristeza invencible cuando su mujer le miraba enamorada y acariciaba sus mejillas, cuando le pedía un rato de intimidad y sexo, cuando le decía que sentía que cada día estaba más lejano y ausente…Pero no tenía la más ínfima destreza, no era un siete machos…Su cobardía además se unía a esa pena limpia y sola devoradora de todo…De alargarse mucho llegaría al límite de la extenuación y caería rendido, se echaría de su propia vida, pediría a gritos desesperados que le dieran el olvido, que le liberaran de este mundo.

Empezaba a tener una curiosidad casi enfermiza por la muerte, le abrumaba y le atraía ese misterio, la idea de una larga ausencia y por supuesto definitiva, para de manera sencilla, transparente y tranquila, sin turbulencias ni complicaciones, sin introspección, acabar irrevocablemente con su sentir perseguidor y asfixiante.

Evidenciaba su cansancio y su sufrimiento, su auto-decepción existencial…
Fuera el invierno, un invierno precoz…Dentro su frágil decadencia, febril y funesta…Y en la pared, su sombra al levantarse de la cama en el silencio de la noche e invadido por la culpa…

Un escenario único y apocalíptico, el túnel de la existencia, el túnel de las sombras.

Sk