viernes, 24 de julio de 2015

# 9

Cuando los lúcidos se encuentran se reconocen, son como pájaros con una de sus alas rotas.

Y aunque digan de la evasión que hace daño, es de dimensión esencial poder disponer de sendas alas.

Y aunque digan que éstas representan una manera desesperada de huir, no te alejas tanto, con ellas y su vuelo, estás incluso más cerca.

Y todo esto tiene un reverso bastante adulto y amargo porque se supone que siempre hay que seguir, aunque sólo sea por curiosidad.

sK


                                                          


domingo, 19 de julio de 2015

FUNDIRME CON LA NADA

“Estoy insatisfecha con el mundo que me rodea, un mundo de tierra seca e inhabitable, viviendo situaciones tan trilladas que hace ya tanto tiempo que me volví cínica, maniática y solitaria, que ya no recuerdo cómo era antes…Una foto variopinta que sin embargo desluce al lado de los grandes mitos que hablan como nadie de lo universal, porque estoy segura de que muchos de vosotros sentís como yo…Siempre dando el espectáculo con la lucha, con mis  luchas, emulando la supremacía de una especie que impone su propia ley por la fuerza, en el centro del huracán, entre lo humano y lo divino o a la inversa, ¡quién sabe!, una lucha constante entre titanes, sin ceder las cargas que yo misma me he auto-impuesto, con el temperamento irritable y con cicatrices indelebles.

Sin embargo en cualquier momento puede surgir lo inesperado…Un flechazo, un amor loco, una gran pasión de sentimientos extremos o tal vez una proposición desmelanada …Ya se sabe cómo son las maniobras del amor, son como el asesino inocente…¡Pero no!...No es ese tipo de fusión la que yo anhelo… Sería algo así como un “hazlo ahora y muere después”, una especie de extraño valle del deseo de color ígneo y marcado mestizaje…Imagino una atmósfera liviana y amable, algo más allá de la lógica…Perdonarse a uno mismo por no haber dado la talla, y de esta manera, nuevos roles emergentes que se irían gestando acompañados de un estrés positivo ante el cambio inminente.

Cabalgar en olas amnióticas, subir y bajar tocando con las yemas de mis dedos el culmen de la belleza extrema…Heredar el ascetismo agnóstico de un numen cuya procedencia desconocida no podría ser sino obra de lo inimaginable, algo para lo cual no sería necesaria la razón, ni tampoco la inteligencia, sólo habría que fluir, únicamente sentir, dejarse llevar, incluso arrastrar por un silencio sanador del alma y horas de cabalgadas en olas amnióticas…Subir y bajar, bajar y subir en total y absoluto silencio…Enaltecer la soledad como un bien único, imprescindible, asumible y renovador…Y cabalgar subiendo y bajando en esa fusión con la nada, buscando la inactividad de la mente para activar y sobre-excitar los sentidos, todos ellos, sin excepción…

Fundirme con la nada no como una meta u objetivo, no como fin ni finalidad, hacerlo desde la conciencia del no ser, no estar, no parecer y sentir aunque parezca ilusorio o contradictorio a más no poder el clímax de los sentidos, amable y liviano, en silencio, en soledad. Migrar hacia la nada sin mayor paralelismo, sin mayores pretensiones…Cabalgar, llegar incluso a volar subiendo y bajando, tocando con las yemas de mis dedos el culmen de esa belleza inimaginable, mágica e irreal…Fundirme con la nada…”

Un silencio profundo inundó el aula…Algunos alumnos secaban sus lágrimas, otros miraban a la compañera fundida como disecados, tal vez diseccionados…Ella miraba a todos mientras el catedrático respetaba el silencio general.

En unos minutos el docente se dirigió a la joven universitaria y le dijo:

                    -  Puede sentarse... Muchas gracias, porque por un momento me he fundido con ella y me ha sentado realmente bien.

De repente todos los alumnos mientras ella se dirigía a su asiento empezaron a aplaudir. Ella se sentó y emocionada se dijo: “Esta noche lo hago, de hoy no pasa”

Y esa noche cabalgó y se fundió.

sK


                                                           




jueves, 9 de julio de 2015

# 8

Dejó su isla para irse con ella, dejó su bosque de juncos y sus vistas encantadoras…
Ella le recibió con aridez total, organizó muy profesionalmente un melodrama tremendo, aunque eso sí, sin lágrimas…

Convertido en el juguete del oponente, destrozado pero firme pese a su intuición inhumana y muy lejos ya de su isla, descubrió la estrambótica y sórdida exclusiva: Las sábanas de la cama de ella tenían impregnados los fluidos y el olor de otro hombre.


Supongo que las miserias se deben mostrar con realismo…Son como un puto juego de sombras.

sK


                                                    




                                                           

sábado, 4 de julio de 2015

UNA SUERTE DE MICROCLIMA

Se desata un vendaval que ululando entra por todos los recovecos de mi alma haciendo estremecer a mi espíritu…Reina así una suerte de microclima…No debe ser nada fácil escoger entre dos mundos, pero eso es algo que no voy a hacer…Así está bien…Mágico y místico, ni ficción, ni fantasía, es un mundo paralelo, y es mío, exclusivamente mío.

Hay que ser amable con las chicas raras y conocerlas con el corazón abierto, aprender a perder, a que no todo tiene que estar bajo control  y a que si ambas cosas suceden, hay que soltarse, caer y esperar un tiempo prudente para volver a levantarse, tal vez incluso plantearse la creación de un mundo propio y paralelo, porque lo mismo la siguiente chica será rara también y por ello no quiera compartir contigo su suerte de microclima…

Lo mismo…Tal vez…¿No suena mágico y místico?...A mí sí me lo parece.

(Estas palabras de gran luminosidad poética podrían estar dedicadas a alguien, a alguien con el gravísimo problema de tener el espejismo de creer que la felicidad está en el dinero y el éxito)

Recomendación: Nada de espejismos, mejor un espejo…Sin duda más terapéutico…Y sí, debes ponerte frente a él y darte tu tiempo…

Nota final: Con la literatura también se pueden ajustar cuentas.

sK