lunes, 25 de mayo de 2015

UNA EXCURSIÓN EN BOTE AL FARO

Eres incoherente, inexplicable y sumergida…Haces cosas desconcertantes…Tienes una manera inarticulada de pensar, desórdenes afectivos, de humor y de pensamiento que interfieren claramente en tu performance cognoscitiva…Sabes jugar totalmente desprovista de romanticismo a extinguir mi pasión con tus palabras…¡No sé cómo ocurre, no sé todavía cómo podemos reconocer o compartir deseos con sólo mirarnos!...Tampoco sé si este es mi apoyo y mi consuelo inestimable…No sé, todavía no lo sé…Y luego sensible en extremo me dices:

-      Hagamos una excursión en bote al faro.

Y entonces yo puedo sentir el temblor de lo que es único y aunque es fundamental ser coherente yo tiendo a pensar que todo lo que ocurre, ocurre por alguna razón…Y todo esto es perverso y triste porque contigo me siento inmune al odio, y yo quiero odiarte, ¡necesito hacerlo!, siento un horror mudo y una tristeza desesperada casi tormentosa…La sensación de no estar instalado en esta vida…

-      ¡Nada de excursiones en bote!...Creo que tengo suficientes señales para pensar que no eres de este mundo…Eso…O que por fin has encontrado un hombre al que le gustan sobremanera tus imperfecciones.
   
sK


                                                                        

6 comentarios:

  1. ¡Me encantan los hombres a los que les gustan las imperfecciones femeninas...! ¡No lo dejes escapar!
    Un beso, Sofya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero eso puede no ser suficiente Isabel...

      Un beso, me alegra mucho tu visita.

      Eliminar
  2. Las imperfecciones siempre tienen su aquel, si encuentras alguien capaz de aguantarlas claro jajaja.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen un papel principal, fundamental....Jajajajaja....

      Abrazos!

      Eliminar
  3. ¿Serán los efectos del amor? Jajaja.

    Un beso fuerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Serán?...Jajajaja...

      Otro muy grande! :)

      Eliminar