domingo, 5 de abril de 2015

ESTRICTAMENTE PLATÓNICA

Le hubiera gustado ser alguien especial aunque en ella no había lugar ya para ningún sentimiento romántico, y no lo había en todo su cuerpo.

Iba con la marea a dónde la vida la llevaba…Tenía una extraña e inquietante belleza y mientras se atusaba el pelo mirándose al espejo de marco barroco y pan de oro, su alma emanaba un resplandor que su imagen en la luna resaltaba en forma de presencia y fuerza, mucha fuerza…Ella era consciente de que sólo podía ejercer el control en sus momentos y no en el tiempo, esto la convertía en una mujer extremadamente irresistible para el sexo opuesto…Entraba y llenaba la habitación de un sensual desasosiego, casi disparatado, pues el silencio que su presencia generaba era única y exclusivamente responsabilidad de ella.

Se divertía, casi enloquecía con el caos que ocasionaba y cuando alguien le daba una oportunidad digna, utilizaba el látigo de la indiferencia, desaparecía y aprovechaba la desaparición para reaparecer.

Su víctima, un joven de treinta y pocos, fascinado por su inquietante belleza quedó estático, mirándola de manera penetrante, alargó su mano para saludarla y así cogidos, él quedó perplejo, casi congelado. Ella con una sonrisa fría a la par que delicada le dijo:

        -  Perdona, no sé leer la mente.

El hombre seducido aún más por sus palabras captó el mensaje y con otra sonrisa separó su mano de la de ella, dio un paso atrás, se descongeló y desde ese preciso instante, ya no pudo dejar de pensar en un posible reencuentro…Y así pasó su vida y aunque no volvió a encontrarse con ella, nunca jamás conoció a ninguna mujer tan apta como perversa para amar de una manera estrictamente platónica, con todas las implicaciones tan fascinantes como complejas que este tipo de amor lleva inherentes.

Ninguna como ella…Tan fascinante…Tan compleja…

sK


                                                           


18 comentarios:

  1. Los amores platónicos... siempre tan dolorosamente bellos.
    Nos atrapan y nos encadenan a ellos para siempre, aún sabiendo que nunca habrá correspondencia posible..

    Me encanta, me quedo por aquí :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que intentar romper sus cadenas, pues en el fondo esa prisión es creación nuestra y de nuestro propio sentir....

      Gracias por pasarte Maara.

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Guau.
    Hasta a mí me ha atrapado sin conocerla. Mira que yo soy de amores platónicos, pero uno así nunca he tenido jajaja.

    Abrazos, paisana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Ada, nunca se sabe...Tiempo al tiempo paisana...Y ya me contarás....

      Besos!! ;)

      Eliminar
  3. Sin embargo nunca llegó a conocerla del todo. Apenas pudo ver algo de su superficie. ¿Hasta qué punto eso es amor?

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el concepto de amor es tan universal como subjetivo, y un amor platónico es una idealización no materializada, si a la persona le sirve como amor, ¡ya lo es!...Yo pienso que el mundo de las emociones y de los amores es personal, único, irrepetible, intrasferible e indiscutible, y en esa subjetividad reside su belleza y porqué no, su fealdad, ya que ¿para qué existe un concepto universal del amor?... Pues tal vez para nada...

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Pero si no conoces a una persona, no es amor real hacia esa persona. Es amar lo que tú crees que es esa persona, es proyectar tu ideal en esa persona y amarlo.
      Efectivamente, no habría amor más subjetivo.

      Un abrazo!

      Eliminar
    3. A eso me refiero Ehse, y muchas veces incluso conociendo a la persona, tampoco la conoces bien y crees amarla por lo que es, pero no es así ciertamente, incluso materializando relaciones idealizamos algunos aspectos de éstas....Yo a veces pienso que amamos al amor pero no a las personas realmente...Elegir un continente para depositar nuestro contenido ideal...Algo así como ¿mi otro yo?...

      Abrazo!

      Eliminar
  4. Un auténtico espíritu romántico el que recorre este texto. Amar para siempre a alguien a quien se ha visto apenas un segundo lo demuestra. Estos amores creo que solo se dan en la literatura, al menos en nuestros días. Sin embargo, sí caben los amores platónicos durante un tiempo, que puede ser más o menos largo.
    Un abrazo, Sofya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente Isabel...
      Muchas gracias por tu visita!

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Eso mismo le pasó a Becquer.. que además de garabatear mi ciudad, también se enamoraba de una imagen que tenía que dejar pasar..

    A eso se le llama 'soñar a primera vista'.

    Muá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me ha gustado Bécquer, poeta y escritor de hermosos pensamientos...

      Muy atinada y hermosa también esa definición de "soñar a primera vista", me gusta porque desde luego las implicaciones de "soñar" son inagotable fuente de inspiración como también de sufrimiento, el fiel reflejo de lo que puede llegar a ser un amor platónico.

      Gracias por tu visita Salem.

      Muá!

      Eliminar
  6. Hermoso relato, que promete perdurar sin envejecer. Quizás el amor platónico sea el único amor eterno.

    Besote Sofya! :)

    ResponderEliminar
  7. Qué duro y triste eso de soñar con un reencuentro que nunca llegó. Hay muy pocas personas que marquen con una sola vez.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Toda una femme fatal posmoderna... los simbolistas se la hubiesen rifado como musa sin duda...

    Besos señorita :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que inspirar, inspira...

      Besos Señorita Uve! :)

      Eliminar