martes, 10 de febrero de 2015

IDIOTA DE MIERDA

Casi no hablé, escuché…No había nada malo ni nada bueno en ninguno de los dos, no eran almas gemelas sino almas perdidas…Se conocieron, ¿se enamoraron? y después ya todo fue decadencia.

Él pusilánime y llorón, con los ojos casi siempre cerrados e inyectados en lágrimas, ella por cada paso que avanzaba desandaba cien metros existenciales y no era consciente de ello, jamás lo vio.

Él no carecía de debilidades y ella ejercía sobre su persona un poder tan limitado como inseguro, que con un solo golpe certero podía haber caído, sin embargo no cayó nunca y siempre aparentó ser un poder ilimitado, seguro y férreo a ojos de él.

Casi no hablé, escuché y su historia de amor no fue más que una chapuza inmunda, el suflé se vino abajo muy pronto y sin embargo la envolvía algo casi mítico, como a tantas otras historias de amor aparentes.

Fue una de esas tardes indolentes de verano paseando por Granada, sin un alma en toda la calle…Casi no hablé, escuché su comentario hiriente y mortal:

 “¡Es tan idiota que no sabe todavía que la muerte no es gratis, que se paga con la vida, y su vida ha sido y es una porquería, por eso él es un idiota de mierda!”…

Casi no hablé, sólo pude decir y con voz entrecortada:

-      Yo que pensaba que el tiempo aporta dignidad y plenitud.

Vencer la ira que me provocó conocer esta historia fue cosa mía y las lágrimas que derramé también.



(Porque hay hombres que sufren el maltrato de sus parejas, mujeres o esposas)

sK


                                                                      


                                               




                                                      



24 comentarios:

  1. La violencia es bastante sencilla, es violencia. Algunos la llaman violencia de género, pero se trata de un movimiento político: sigue siendo violencia.
    ¡Un abrazote, Sofya! ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Jorge, la violencia es violencia, siempre...
      Me alegra tu visita!

      Abrazote! :)

      Eliminar
  2. Me niego a aceptar el uso de la palabra amor para describir ese tipo de relación; y aunque le hayas dado la vuelta con el género es verdaderamente frustrante no poder hacer nada por esa persona salvo escuchar sus palabras en ese momento.

    Un abrazo Sofya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es amor, por supuesto que no lo es, y desde luego siempre es difícil hacer algo más que escuchar, estas relaciones suelen terminar cuando la víctima fallece en un gran número de casos, es difícil entrar en ellas aunque sea para intentar socorrer al agredido, muy difícil, el primer paso lo tiene que dar la víctima, y el último también.

      Un abrazo Miguel.

      Eliminar
  3. Parece tan ignorada este tipo de maltrato, pero es también real y también se merece que se trate de evitar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí...Existe y está...
      Gracias por pasarte Vértigo

      Un abrazo!

      Eliminar
  4. Convertirse en verdugos para ser necesarios. Una realidad inmerecida para todas las víctimas.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, y además el proceso de convertirse en verdugo en muchas ocasiones , es como una transformación, la persona pasa de ser víctima a ser verdugo....Algo inmerecido para las siguientes víctimas,, algo injusto a todas luces.

      Un abrazo!

      Eliminar
  5. Creo que la mayoría de las relaciones se crean por lo que un@ necesita tener al lado para vivir más cómodo consigo mismo, no porque ame a la persona que tiene al lado... desgraciadamente, esta historia plasma algo que se repite a menudo :(

    Besote, Sofya ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Andoni, es como un claro conflicto entre las necesidades sentidas de las personas y sus necesidades reales, que en el fondo no ven.

      Besote! ;)

      Eliminar
  6. Hay relaciones que no son relaciones, son contratos forzosos con cláusulas intolerables que hacen derramar lágrimas sobre la tristeza.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente...
      Gracias por tu visita.

      Un saludo Pepe!

      Eliminar
  7. Qué triste e injusto el abuso de poder del fuerte sobre el débil, cuando todos somos iguales y merecemos ser tratados con respeto.
    Y lo difícil que será para las víctimas salir de esta situación de tormento.

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy triste y muy injusto Ada, la vida es así a veces....

      Abrazos!

      Eliminar
  8. digamos que la convivencia en pareja hoy en dia es dificil ya sea por celos problemas personales ect un beso carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digamos que una cosa son las dificultades en pareja, que son una realidad a la que todos debemos enfrentarnos por la propia convivencia que no es fácil, y otra cosa son los malos tratos en pareja, una realidad ésta a la que nadie, absolutamente nadie debería enfrentarse, ni por problemas personales ni por celos ni por ningún motivo con sentido común.Y no voy a hablar del amor que es obvio que debe estar presente en cualquier convivencia de pareja con dificultades o sin ellas, pero lo que sí es cierto es que jamás estará presente si en esa convivencia hay malos tratos.

      Un abrazo Carlos!

      Eliminar
  9. Esto me recuerda que tengo pendiente una entrada sobre el enfado como manipulación, o como maltrato.
    Desde luego es un tema complicado y de difícil diagnóstico. No me gustaría dedicarme a valorarlo.
    ¡Siempre me haces pensar!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podrías intentarlo...

      No sé si tiene mérito hacer pensar a alguien con la cabeza tan bien amueblada como la tienes tú ;)
      Gracias, para mí es un piropo, de los mejores, que me digan que hago pensar siempre.

      Un abrazo Drywater!

      Eliminar
  10. Sobre el comentario encima de este... siempre te lo digo Sofya, ¡me haces pensar y reflexionar tanto!
    Y además, eres capaz de dibujar tantos perfiles de personas diferentes, una vez más lo logras aquí, ¡un catálogo inagotable de ideas!
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra verte por aquí maja!...

      Un abrazo :)

      Eliminar
  11. Parejas que permanecen de esa manera por una extraña comodidad, por miedo a tener que vivir solos y tomar decisiones por sí mismos, miedo quizás a no poder echarle la culpa al otro de los errores... y aguantan hasta el maltrato...
    un besito querida :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí...Miedos y extraña comodidad...

      Besito Señorita Uve! :)

      Eliminar
  12. En este tipo de relaciones viciadas...realmente es menos culpable el que se deja que el que hace?. No es algo a veces consentido por ambas partes?. No están ambas partes enfermas? Sabrían vivir de otra manera?. Pueden ser preguntas, qué sólo por el hecho de plantearlas, produzcan vergüenza ajena y propia, pero pienso que para llegar a según que situaciones hace falta mamar mucha mala educación. De esa que te dan unos padres ausentes, un colegio clasista, un entorno machista, etc... seguro que esto de lo que hablas nos suena a muchos, ya sea por propia experiencia o por conocimiento de alguien que lo ha vivido de cerca. Y poco se puede hacer cuando todo, absolutamente todo se ve como normal y se justifica por parte de los directamente implicados. De ahí las preguntas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con todo lo que planteas, la psicología del maltratado es cuanto menos curiosa, y muy dificil de llevar al terreno de la razón, sin embargo, nadie tiene derecho a ejercer la violencia contra nadie.
      Gracias por tu aportación, completa y profunda.

      Un saludo!

      Eliminar