jueves, 29 de enero de 2015

VEINTIDÓS MESES

Bastaron veintidós meses juntos para llenar su existencia…Había días en los que conseguía no pensar en ella porque en su vida habían otras obligaciones y otras necesidades…Miraba al cielo y sólo nubes, nubes y luego sol, nada que le atormentara.

Entonces se aferró a la ilusión de que controlaba su vida y de trasfondo estaba la tormenta, la tormenta perfecta…Y así fue como la perdió…Se quedó en la superficie del océano porque le pareció más seguro, sin embargo sus profundidades eran muy diferentes, quedarse en la superficie de las cosas tiene sus consecuencias.

Bastaron veintidós meses juntos y ahora todavía no sabía cómo superar el dolor que le ocasionó comprobar que todo en lo que creía era falso y no era tal…
Miraba al cielo…

-      ¡ Está lloviendo!


sK


                                                                        

viernes, 23 de enero de 2015

ADELA Y SUS CAMINOS METAFÓRICOS

Había una parte sofisticada en sí misma que no se atrevía a manejar…Le gustaba el papel de flores en las paredes y una vez a la semana cuando ponía a lavar la ropa permanecía en el suelo frente a la lavadora, mirándola dar vueltas sin perder detalle de los lavados y sin dejar de fumar hierba…

A veces pensaba que era una perdedora común y corriente, pese a sus esfuerzos sentía constantemente que se ahogaba en su propia mierda y pese a su buena suerte, que la tenía, jamás sentía estar en deuda con el mundo ni con todas las almas que lo habitaban.

Una sensación repetitiva e inquebrantable de ser un peón de ajedrez, de dar sólo un pasito adelante la invadía día tras día y en esa rutina distópica la impostura se había instalado a modo de sinergia vital.

Esa noche, como de costumbre estaba en una de esas fiestas en las que jugaba a escuchar lo que pensaba a través de la química, a veces necesitaba escuchar ese ruido suyo interior y entonces lo vio a él…Y le pareció desoladoramente bella la idea de compartir su vida con alguien porque necesitaba testigos de su propia existencia…Él también la miraba…Y en su embelesamiento inducido por las drogas Adela tuvo una visión…

Ambos se besaban y de repente su lengua torneada se alargaba alcanzando la laringe, la tráquea y el esófago del chico y en su recorrido hacia el estómago le hizo con ella poco más o menos un lavado gástrico…Esta sensación intangible e indescriptible le provocó a él convulsiones y entonces comenzó a hacer grandes y exagerados aspavientos casi melodramáticos, y es que el cuerpo va donde la palabra no llega…

Su visión ácida le provocó una carcajada feroz, el joven que no había apartado sus ojos de ella, la miró con una extraña sonrisa y se acercó para preguntarla:

-      ¿Qué pasa, qué estás pensando?

Pese a su embriaguez Adela pensó que a veces creía que la verdad podía llevarla a un estado superior y pese al alcohol y a la química que infectaban su cuerpo y afectaban su mente, pensó que eso era una falacia y entonces animosa contestó:

-      Estoy buscando las palabras apropiadas.

Y volvió a su cabeza la visión y volvió a soltar otra carcajada feroz. Él también comenzó a reírse, sabía que ella estaba ebria y entonces Adela añadió:

-      Pensaba que hay que ser salvaje en el amor.

Él tenía su mirada clavada en los ojos de miel de Adela en los que veía una fuerza evocadora, ella le correspondía y tras pensar que sentía vergüenza por querer ser feliz y tras una especie de satisfacción sexual seca provocada por la profundidad de ese intercambio de miradas, se dio media vuelta y se fue de la fiesta.

Él no la siguió. No estaba solo.

sK  


                                                                  


                                                     

miércoles, 14 de enero de 2015

DÉJAME ADIVINAR

No crees que el amor dure siempre pero sigues enamorándote a cada paso.

No crees que la felicidad sea la vecina facilona que te asalta todos y cada uno de tus días en el ascensor, sin embargo cada mañana cuando bajas en él para ir a la calle y empezar la jornada es como si la tuvieras frente a ti, sonriéndote provocativa y desenfrenada abierta a todas las posiciones o posturas nuevas que le puedas sugerir.

No crees que el mundo sea el mejor lugar para vivir, sin embargo arriesgas el todo por la nada cuando todas las mañanas al mirar por la ventana crees que vives en un mundo bonito y además esto te hace sonreír y esa sonrisa es capaz de durarte el día entero.

Déjame adivinar…Eres un sexagenario de ojos chispeantes de curiosidad e inteligencia, que tiene visiones extrañas, que has hecho una ardua tarea detectivesca de tu vida cuando en contadas ocasiones te falló el amor, cuando no conseguías ser feliz, cuando tuviste dos oportunidades de oro para abandonar este mundo y encima fuiste tú mismo el que las provocaste…

Déjame adivinar…Me vas a invitar  a otra cerveza y después de ésta me vas a contar cuál es tu secreto, y entonces yo empezaré a creer en el amor y en que la felicidad es posible, empezaré a creer que vivo en un mundo bonito y entonces empezaré a saber cómo tener esas extrañas visiones tuyas para poder captar la belleza más absoluta de estas maravillas que tanto dolor y sufrimiento ocasionan al hombre.

sK


                                                                         

martes, 6 de enero de 2015

NOCHE DE REYES

Se había pasado la noche de reyes en ese club de alterne, todo el rato con la prostituta de siempre…Estaba ya en la calle, caminando solo bajo la tenue luz de las farolas con un frío gélido que podría congelarle el alma, sin embargo, ésta ya estaba congelada, así que el helor nocturno se dedicó a otros menesteres no menos fríos.

Eran cerca de las cuatro de la madrugada y realmente hubiera preferido que sus pasos le llevasen por otros caminos, pero no, ellos se movían caminando con una predeterminación absoluta hacia su casa, ¿tal vez hogar?....Y allí, estaría su mujer dormida ya a causa de la extenuación por las lágrimas, y de nuevo, al zambullirse en esas sábanas que volvería a sentir ajenas, percibiría la almohada húmeda de tristeza y dolor femeninos.

Tabique con tabique sus dos hijos pequeños, ajenos por ello al mundo y a su realidad familiar, soñando embriagados por la magia falaz de la navidad y de los magos de Oriente.

Sólo se oían sus pasos por las callejuelas y en ese silencio anestesiado de la vida, sarcástico e irónico empieza a reír como si no hubiera conocido la cordura nunca, y entonces, detiene sus pasos predeterminados…El alcohol, su más estrecho colaborador existencial le puso ante él la triste y patética visión de lo que en unas horas iba a vivir, la gran comida familiar de reyes, el asado de cerdo, la felicidad ingenua de los niños con sus regalos, su mujer que luciría radiante para la ocasión y la familia que lo haría ignorante y ajena a la realidad…Y entonces grandioso y soberano el sinsentido… Y a continuación obtuso y torpe el fenómeno de “tocado-hundido”.

sK


                                                                              

jueves, 1 de enero de 2015

LLENAR EL SILENCIO

Algún día podría desechar todos estos burdos bocetos, hacer la maleta y poner tierra de por medio…Una especie de respuesta críptica…A veces todo se vuelve del revés y mis pensamientos giran vertiginosamente en una desesperada e impotente cerrazón mental.

Es como si hubiera caído sobre mí una condena, ¡ojalá pudiera tener la mala memoria de un anciano!...Pero nada más lejos de la realidad, además para más inri los detalles acuden a mí taladrando mis hemisferios, bombardeando mi corazón y haciéndome sentir fuera de juego…De nuevo game over.

Cuando era pequeño mi madre desaparecía, al principio a ratos, después tardes enteras, finalmente lo hacía por días completos, luego regresaba como si no hubiera ocurrido nada…Nunca hablamos de aquellas huídas suyas en las que yo me sentía terriblemente abandonado, solo, luchando contra la soledad que aún me persigue y de la que por cierto todavía no consigo escapar…Leí que cuando un peligro acecha a un grupo de monos, la ansiedad se dispara y su impulso instintivo les lleva a apiñarse y acicalarse unos a otros febrilmente…Todo esto sólo sirve para aliviar la sensación de soledad no para reducir el peligro obviamente…Puede que como leí en aquel artículo no sea consciente de mi profunda necesidad animal de presencia ante una situación de incertidumbre…La exigencia trabaja a favor de la resistencia y el dolor reaparece de una manera más devastadora….¡No sé si empezar a consumir crack o de lo contrario dejar de esconderme y aceptar lo inevitable!…Y a estas alturas escucharla entonar el mea culpa ya no surte el efecto ansiado y soñado…Sería como escucharla llenar el silencio con palabras vacías…Y lo cierto es que ahora, precisamente ahora, no hay ningún combate que librar ni ningún plan de batalla que trazar, supongo que por primera vez  en mi vida he de bajar las armas…Bajar las armas y descansar…Manejar mi angustia y no distraerla…Y por supuesto no hacer caso a este miedo inoportuno, sobre todo cuando surge en sus numerosas y múltiples versiones sin fundamento.

He hablado con mi hermano y él lo tiene muy claro, de tan claro que lo tiene da asco:
 -   Cuando nuestro mundo emocional está infantilizado buscamos culpables en lugar de auto-examinarnos, así que ¡tú mismo!

Mi respuesta no se ha hecho esperar: 
-  Lo que pasa es que tú eres un revienta enigmas, eso es lo que pasa!… ¡Esto es violencia familiar!, ¿lo sabías?...

A lo que él muerto de la risa me ha respondido:
-  No, estás muy equivocado, lo que ocurre es que tenemos muchas distorsiones sobre nosotros y es la mirada del otro la que nos ayuda a que esas distorsiones se desvanezcan.

A continuación se abre paso el silencio y entonces yo me planteo cómo llenarlo de nuevo…Y no sé porqué, pero probablemente lo llene de más y novedosas distorsiones.

sK