miércoles, 24 de diciembre de 2014

REFLEXIÓN ANTES DE NAVIDAD

Flotando y levitando osada y espesa sobre mi cabeza la nube del vacío…Sólo sobre mi cabeza…¿Nube o nubarrón?...Y yo embriagada… ¡Qué tontería! porque desde este punto surge inaudita esta pajarraca mental…

Puedo vislumbrar la fragilidad como un milagro, incluso sin creer en ellos podría creer sólo y únicamente en este milagro, el de la fragilidad…Y embriagada desde este punto puedo ver el silogismo de Kiesewetter de la obra de Tolstoi, “la muerte de Iván Ilich” como otro milagro…”Cayo es hombre. Todos los hombres son mortales. Cayo es mortal”… Y yo lo soy…
 
Ahora la mortalidad podría ser otro milagro, le pese a quién le pese.

Y no es fatalidad inherente, ni adherente, ni penetrante, tranquilos,  tampoco una autodestrucción programada, nada más lejos, estoy hablando de milagros desde mi incredulidad y escepticismo y también desde esta vorágine organizada en la que hemos convertido nuestro mundo actual.

La belleza de la fragilidad y el descanso de la muerte, dos maravillas infravaloradas, porque se nos exige ser fuertes y crecemos con la simpleza mental de que la muerte nunca nos toca a nosotros ¡sí, eso es algo que sólo le ocurre a los demás!

Que tengáis todas y todos un año nuevo en el que no os falte el don de saber valorar lo que es realmente importante en vuestras vidas.

sK

                                                              
                                                                        



                                                                          

14 comentarios:

  1. La felicidad de la melancolía, no hay que doblegarse ante la felicidad impuesta, éste tiene que venir cuando nos sea propicio a cada uno, no en unas fechas determinadas... Como bien has comentado, lo importante es tener claro ese horizonte de lo que es importante para nosostros y seguir nuestro camino hacia él, sin desviarnos en espejismos por el camino...
    Un besito querida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aunque parece fácil es muy común no saber identificar lo que realmente importa, estamos tan contaminados por lo superficial y el materialismo que la espiritualidad y la profundidad están relegadas a un segundo, tercer o cuarto término...¡O quién sabe!

      Un besito Señorita Uve! ;)
      Responder

      Eliminar
  2. Reflexión muy apropiada para estas fechas. Ay, pararnos a pensar es lo que necesitamos.

    Abrazos, Sofya :)

    ResponderEliminar
  3. Y los que no tengan el don, que trabajen para conseguirlo :-)

    Menos comilonas y más reflexión es lo que necesitamos en estas fechas.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayss Óscar, se puede combinar comilona con reflexión...¿O no?...

      Abrazos!

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo con Uve , y lo que mas me molesta es que se utilicen estas fechas para falsear maneras de actuar, ahora hay que estar alegre ¿ y el resto del año? , lo cual es aplicable a los momentos jodidos , ¿solo en estas fechas? .

    Ah , y me gusta mas este blog Sofy ,

    Si me permites un beso ...

    Feliz año.

    Happy new year .

    Godt nyttar .

    ResponderEliminar
  5. Creo que la mayoría de las cosas que hacemos las hacemos para huir de esa fragilidad. Efectivamente, así se pierde su belleza... y nuestra esencia.

    Besote, Sofya!

    ResponderEliminar
  6. Veo que goza de buena salud tu nuevo rincón. Eso es siempre una alegría.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luis, me alegra que hayas pasado...

      Un abrazo enorme!

      Eliminar
  7. Qué razón tienes. Siempre pensamos que no nos tocará a nosotros!!

    Felicidades por tu nuevo proyecto

    ResponderEliminar